POEMA DE LA REENCARNACION, de JALAI AL-DIN

Morí de mineral y llegué a ser una planta;

Morí de planta, y reaparecí en un animal;
Morí de animal y llegué a ser hombre;
¿Por qué motivo debo temer?
¿Cuándo crecí menos muriendo?


La próxima vez moriré de hombre,
Y con eso puede que crezca las alas de ángel.
Porque de ángel, también, debo buscar avanzar;
Todas las cosas que perecerán conservan Su rostro
Una vez más volaré mi camino sobre los ángeles;
Llegaré a ser aquello que no puede ser imaginado.
Entonces, déjame llegar a ser nada, nada, porque las cuerdas del arpa lloran en mí,
Verdaderamente, hacia El regresamos...

Comentarios

  1. Nunca había leído con tan pocas letras la mejor definición de la reencarnación.
    Mineral, vegetal, animal, hombre y ángel. Para llegar a ser nada o todo y llegaremos allá de donde procedemos.

    Un saludo cordial Haydee

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

GABRIELA MISTRAL Y ROMELIO URETA

ILSE KOCH, LA BRUJA DE BUCHENWALD

ANTONIO MACHADO Y PILAR DE VALDERRAMA, AMOR SECRETO