CATERINA SFORZA, LA DUQUESA GUERRERA

Fue una de las mujeres más famosas de la Italia renacentista.
Conocida popularmente como Vampiresa de la Romaña, Diablesa encarnada o Viragio cruelísima (viragio es utilizado por los italianos para definir a una mujer que lucha como hombre).
A pesar de ser bastarda, fue educada como una más en el seno de la familia Sforza.
A los diez años la casaron con el sobrino del Papa Sixto lV, veinte años mayor que ella. La relación de la pareja fue complicada debido a las continuas infidelidades del marido, aunque esto no impidió que engendraran seis hijos.
Al enviudar disfrutó de fogosos romances hasta casarse nuevamente con Giovanni de Médici.
Ante el peligro de perder su más preciada posesión, el castillo Sant'Angelo, embarazada de siete meses, cruzó a caballo el Tiber para ponerse al frente de la guarnición que combatía contra las fuerzas de los Borgia. Las tropas enemigas tenían como rehenes a sus hijos y la amenazaron con asesinarlos si no deponía su actitud rebelde. Ella, imbatible, se encaramó a la muralla de la fortaleza y señalándose el pubis, les gritó: "¡Matádlos si así lo queréis, tengo el instrumento para tener muchos más! Nunca consiguiréis que me rinda".
La anécdota parece una leyenda, pero dado la personalidad de la protagonista, tiene visos de realidad.
Caterina se codeó con los más importantes genios del arte y la cultura de su época.
Con Leonardo Da Vinci tuvo una relación militar; la ayudaba a diseñar estrategias de combate.
La duquesa Sforza coqueteó con la alquimia.  Escribió un recetario de 450 fórmulas elaboradas con plantas, sobre como teñir el pelo o como hacer que la piel pareciera más blanca de acuerdo a los cánones estéticos de la época. Este trabajo la llevó a ser acusada de bruja. Su perfil de mujer peligrosa se fortaleció con un intento fallido de envenenamiento al Papa Alejandro Vl.
La belleza de Caterina fue otra de sus características. Se dice que la parte superior de la Mona Lisa, es suya.
José Calvo Poyato en su libro "La Duquesa Dragón" la describe como una mujer de carácter luchador, cuyo arrojo y valentía la llevó a hacer frente a los mismísimos Borgia y para la que lamentablemente sus enemigos fueron más constantes que sus amigos. Fue odiada a la par que admirada, y lo más destacable, es que gracias a su tesón y a su voluntad indomable, logró sobrevivir a todos sus enemigos.










































Comentarios

Entradas populares de este blog

GABRIELA MISTRAL Y ROMELIO URETA

ILSE KOCH, LA BRUJA DE BUCHENWALD

ANTONIO MACHADO Y PILAR DE VALDERRAMA, AMOR SECRETO