DIVAS EN COLOR SEPIA: RITA HAYWORTH

Símbolo sexual indiscutible de la década de 1940.
Poseía una personalidad tímida y bondadosa, que contrastaba con su fuerza y enorme impacto en la pantalla.
Su fama como mito  erótico se consolidó con GILDA (1946), una de las grandes películas del cine negro. Allí protagoniza dos escenas míticas: una sugerente interpretación musical de "Put the blame on Mane", con un striptease tan explosivo como breve, sólo se quita un guante; y después la bofetada. Estas dos imágenes fueron consideradas en la época, demasiado atrevidas en algunos países, que censuraron el filme. A pesar de ello, consiguió record de taquilla en todo el mundo.
La bofetada se convirtió en la más famosa del cine estadounidense, se la propinó a Rita, Glenn Ford.
Nunca fue nominada a los premios Oscar.
A los 50 años comenzó a enfermar de alzheimer. Algo que al no estar diagnosticado por aquel entonces, fue confundido con alcoholismo. Falleció a los 68 años.
Rita es una marca, un mito, que después de prácticamente setenta años, sigue vigente.


UNA CURIOSIDAD
Se colocó una foto de Gilda en la bomba atómica de prueba lanzada por Estados Unidos en las Islas Bikini.
Rita, que era pacifista, se indignó profundamente.
Otro delirio que provocó el fanatismo por esta película, fue una histérica expedición a la Cordillera de los Andes, para enterrar allí una copia de la película, para que se conservase en caso de desastre nuclear.

Los hombres que pasaron por su vida, lo hicieron hechizados por el personaje de Gilda, al punto que Rita siempre repetía:


"TODOS LOS HOMBRES SE ACUESTAN CON GILDA, PERO SE LEVANTAN CONMIGO"


Comentarios

Entradas populares de este blog

GABRIELA MISTRAL Y ROMELIO URETA

ILSE KOCH, LA BRUJA DE BUCHENWALD

ANTONIO MACHADO Y PILAR DE VALDERRAMA, AMOR SECRETO